MEDIACIÓN
/Raperos por la Paz/
Tercera cerrada de Bellavista #42
Colonia Ampliación Bellavista Alcaldía Iztapalapa.
Tipo. COLECTIVO CULTURAL
Contacto.
Población con la que trabaja.
Niños, niñas y jóvenes de 13 años en adelante.
Actividad o Género.
Hiphop and Reggae School

Raperos por la Paz es un colectivo de jóvenes artistas de toda la Ciudad de México que se dedican de manera profesional a los géneros culturales hip hop y reggae. Trabajan desde hace tres años juntos, desde que se conocieron en un proyecto llamado Hip Hop Transformación. El primer trabajo que desarrollaron fue una colaboración con la artista rapera española Arianna Puello, “Rap por la Paz”. El colectivo le permitió a sus integrantes desarrollar ideas y talentos, y con el tiempo, algunos siguieron sus propios caminos. Otros, a pesar de construir proyectos independientes, siguen trabajando juntos e identifican su trabajo con el nombre de Raperos por la Paz. 
El colectivo ha trabajado con asociaciones civiles, escuelas secundarias y con el gobierno de la Ciudad de México a través de talleres, presentaciones, composiciones e interpretaciones. Sus lugares de trabajo son espacios públicos, escuelas y casas de cultura. Una de las intenciones del colectivo es trastornar a las nuevas generaciones al utilizar al rap como un medio de expresión, convivencia y creación de empatía en las comunidades. El integrante de Raperos por la Paz, Charko Vega, organizó la fundación del espacio “Hip Hop and Reggae School” para la compartición y el desarrollo de habilidades de DJ, rap, hip hop y dance. Durante la inauguración de esta escuela, las actividades se planearon para crear un espacio de convivencia entre los artistas colaboradores de la escuela y las personas que nunca habían tenido un acercamiento con estos géneros. 
Raperos por la Paz mantiene sus actividades a través de proyectos de instituciones públicas, por aportación de sus miembros y por el cobro de talleres y presentaciones. A pesar de que el colectivo trabaja por el interés de generar un cambio social a través de la música, también quieren que el hip hop y el reggae se constituyan y se perciban como una profesión. Actualmente colaboran con el proyecto de Talleristas de Artes y Oficios Comunitarios en los Puntos de Innovación Libertad, Arte, Educación y Saberes (PILARES) del Gobierno de la Ciudad de México.