ESPACIO PÚBLICO
/La comuna: Revolución o futuro/


Tipo. COLECTIVO CULTURAL
Contacto. Sara Alcántar
Población con la que trabaja.
Actividad o Género.

La comuna: Revolución o futuro es un colectivo integrado por ocho jóvenes con diversas formaciones quienes trabajan juntos desde el 2012, incentivados por el proceso electoral y la coyuntura política de ese año. A partir de entonces, La comuna investiga la potencia y el papel de las artes en comunidades específicas y su poder de transformación. 

Uno de los sentidos de La comuna es facilitar y generar dispositivos para que las personas puedan ejercer su ser político en sus comunidades y entorno, por lo que sus acciones rondan principalmente 3 ejes: el trabajo con la memoria de los lugares y personas; las formas de habitar, organizar y representar el presente; y las visualizaciones y prácticas para la construcción del futuro. Para La comuna, la comunidad está basada en las relaciones dialógicas y sociales que se construyen en pro del bien común. 

En su proyecto “Historias de fútbol”, trabajaron con varios equipos y ligas de fútbol de la Ciudad de México para generar encuentros y reconocer sus formas de organización, historia, los problemas a los que se enfrentan y las formas en las que les gustaría ser visibilizados y reconocidos. Durante estos encuentros La comuna reflexionó con los equipos sobre la intersección del fútbol con temas como feminismos, género y trabajo obrero, partiendo de la particularidad de las situaciones de sus integrantes. Una parte de estas Historias puede verse en el documental “Fútbol femenil en la Warrior”, disponible en YouTube. 

Otro de sus proyectos, desarrollado en la colonia Paulino Navarro y en Tacuba, busca crear vínculos entre expertos y comunidades en relación a problemáticas comunitarias. Los objetivos del “Parlamento de la memoria” son la discusión democrática de los temas, su reflexión y diálogo vinculado a políticas públicas, así como la redacción de una ley que pueda dar sentido a la organización política de la comunidad. El parlamento busca que cualquier persona pueda tener voz e injerencia sobre los problemas en su comunidad. 

El colectivo desarrolla sus actividades en el espacio público y otros más gestionados por vecinos, fundaciones y organizaciones con las que colaboran. Trabajan gracias a la generación de recursos resultado de convocatorias o proyectos con asociaciones y fundaciones. Tuvieron el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y actualmente son beneficiarios del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.