ECONOMÍAS ALTERNATIVAS
/Casa de Cultura las Jarillas/
Lateral de Plutarco Elías Calles s/n
Colonia: Gabriel Ramos Millán-Tlacotal. Alcaldía: Iztacalco c.p. 8720.
Entre sur 109 y sur 11
Tipo. COLECTIVO CULTURAL
Contacto. Miguel Raúl Gonzales Muciño
Población con la que trabaja.
Personas con discapacidad, personas adultas mayores, jóvenes, niños y niñas, mujeres
Actividad o Género.
Teatro, música, danza, artesanías, creación literaria, fomento a la lectura, defensa personal y derechos humanos, pintura al óleo, manga, vitromosaico, ballet, pintura en tela, guitarra clásica y filosofía de la música

La Casa de Cultura las Jarillas se inauguró en el 2002, pero tiene detrás una larga historia de organización vecinal. Influenciados por el movimiento juvenil del 68, los chavos banda de la zona (la Morena, los Vikingos, la Marta, los Tamales, los del Quinto Piso) deciden organizarse y formar el Club Cultural, Social y Deportivo Juventud. A lo largo de los años el club fue cambiando de nombre pero el impulso organizativo de la colonia se mantuvo intacto. En ese tiempo lograron abrir el primer kínder popular “Makarenko”, un consultorio médico y organizar diversas actividades culturales y artísticas, pero la experiencia termina a final de la década de los setenta. En 1997 con el aumento de la violencia dentro y fuera de los hogares, los vecinos se acercan al gobierno local para pedir un espacio cultural y combatir esa problemática.

Las Jarillas tiene como objetivo ser un espacio para el desarrollo integral de la comunidad y se ha vuelto un ejemplo para otras casa de cultura, por ser comunitaria y autogestiva. Alimenta su oferta cultural a partir de talleres que da la alcaldía, actividades que lleva la Secretaría de Cultura y la Secretaría de Trabajo, pero también, por medio de talleres que imparten los mismos vecinos de la zona de manera gratuita. Además, es la primera Cooperativa Cultural de la Ciudad de México y tienen un programa de fomento al cooperativismo que ha formado 35 cooperativas culturales. Las Jarillas es concebida como una herramienta, un medio de transformación de la realidad a través de la apropiación del espacio.

La Casa de Cultura genera sus recursos a través de la venta de los productos de su huertos, como lechugas y acelgas. También, mediante las presentaciones de sus grupos de danza regional y de teatro. Además de las alianzas que tienen con instancias pública, se han asociado con otros colectivos culturales como Banda Do Saci, y Alas cultivando tu espacio. Con los últimos crearon una azotea verde, un huerto urbano y están por abrir un escuela de agro-ecología. La casa es parte de la red Cultural Oriente.

Para ellos la comunidad son los vecinos y vecinas preocupados, ocupados y comprometidos con un proyecto, por lo general autogestivo y ciudadano.